CANARIOS

DEL

.

.

domingo, 14 de septiembre de 2014

CIRCULO DE EMPRESARIOS SON "AMIGOS DE MONTESQUIEU"

PARA SALIR DEL HOYO LO MEJOR ES DEJAR DE CAVAR"

El Circulo de Empresarios de Gran Canaria considera preocupante el enfrentamiento entre islas y sectores de la sociedad canaria que está creando el Gobierno Regional. Porque su papel no es generar tensión entre sus administrados, sino distensión, clima de entendimiento, diálogo constructivo. Y escuchar, más que imponer criterios e ideas que no concuerdan con lo que la generalidad siente y quiere,

Es absolutamente rechazable que el gobierno, movido por intereses individuales o partidistas, someta a la sociedad canaria a un estado de crispación y división entre todos en lugar de velar por los intereses generales y resolver los grandes problemas que tiene Canarias. Vemos con enorme preocupación la deriva hacia políticas populistas, en un permanente enfrentamiento con nuestro Gobierno Central. En una sociedad democrática y moderna existen diferentes opiniones, pero el Gobierno Regional no debe presionar a la sociedad bajo ningún concepto en uno u otro sentido y sí ser respetuoso con todas las posturas. Ninguna opción política o social se puede atribuir en exclusiva el amor por Canarias.

No se puede pretender hacer consultas populares después de estar el Gobierno contaminando continuamente a la opinión pública con dinero público, copiando la trayectoria de Cataluña, que ha dividido a familias y amigos y atemoriza al sector de la sociedad catalana que no comulga con lo que quiere el Gobierno Autónomo Catalán. Ejemplo aquí de esta política, propia de regímenes totalitarios, son las recientes (aunque no nuevas) amenazas de altos cargos públicos canarios a empresas privadas que no se adhieren a sus mandatos. En este mismo camino errado está la pretensión de crear un comité del Gobierno que decida qué proyectos económicos privados se pueden aprobar y cuáles no.

Si tan necesario se cree formular determinada consulta popular, este Circulo de Empresarios, al igual que mucha gente, se plantea cuestiones como las siguientes:

¿Por qué no se ha planteado una consulta a la población canaria sobre si está de acuerdo con el actual sistema electoral existente en Canarias?

 ¿Por qué no se ha planteado una consulta en cada isla sobre si conviene la existencia de la moratoria que frena el desarrollo de determinadas islas?

 ¿Por qué no se ha realizado una consulta para que en los cargos públicos no se pueda estar más de dos legislaturas?

 ¿Por qué no se hace una consulta de si nos conviene ir a menos Gobierno Autónomo y a más Cabildo?

En uso de sus atribuciones competenciales, el Gobierno Autonómico de Canarias ha tomado decisiones contrarias a posturas mayoritarias mostradas por algunos Cabildos insulares, y sin embargo, ningún Cabildo ha determinado romper las relaciones con el Gobierno Autónomo. En consecuencia, no podemos bajo ningún concepto vernos representados por éste en actos de desobediencia o desafecto frente a nuestro Gobierno Central.

Ante el drama del paro que azota Canarias, que entendemos está ocasionado en parte por las erradas medidas de política económica tomadas por el Gobierno Regional, sólo podemos seguir insistiendo en el entendimiento de las instituciones públicas y en fomentar sin suspicacias cualquier iniciativa económica y empresarial del sector privado. Y en esto se incluye tanto la investigación sobre la existencia de gas o petróleo en el subsuelo de nuestro entorno, como la construcción de hoteles modernos que hagan a nuestra primera industria lo más competitiva posible.

Frente a controversias, enredos y moratorias, y frente a una administración complicada y laberíntica en la que cada vez nos vemos menos representados, lo que se hace preciso es generar un clima de confianza, acabar de una vez con las duplicidades y aligerar urgentemente y de forma radical las engorrosas trabas administrativas que sufre nuestra economía.